¿Por que algunos cuadros de arte se venden en cifras tan altas?

  • Posted on: 5 April 2017
  • By: admin
Cuadro Moderno el grito

Vayamos un tiempo atrás durante una subasta de Sotheby's en el año 2012, el precio inicial de esta subasta es de 40 millones de dólares por una obra de Edward Munch. Doce minutos después de un ir y venir de ofertas, la subasta termina al alcanzar un precio de 140 millones de dólares, el cuadro moderno de "El grito" es vendido al magnate neoyorkino Leon Black, quien por teléfono hizo la oferta que fué finalmente ganadora. ¿Como es que una pieza de arte moderno puede llegar a alcanzar estos valores?  Ésta es una de esas preguntas que seguramente nos hemos hecho al ver las noticias, o al escuchar los precios de la última subasta de Sotheby's. En este artículo exploraremos cuales son los puntos mas importantes en el proceso para que una obra artística pase de ser simplemente un pedazo de tela con pigmento a un objeto deseado por las personas más acauladas.

El valor de una pieza de arte es algo abstracto, guiado mas por la percepción que la gente tiene del objeto antes y no por algun otro atributo específico de la obra pero ¿Que es lo que nos guía a percibir una pieza como valiosa? para contestar a esta pregunta tenemos que considerar 3 puntos importantes.

1. Atribución de una Pieza

Este es tal vez el punto mas obvio, y el aspecto mas importante al establecer el valor de un cuadro. Un cuadro hecho por un artista desconocido puede tener un valor reducido, pero si un grupo de curadores un día llegan a un acuerdo y atribuye la pieza a un artista reconocido, el precio se puede disparar en una subasta. La pieza no ha cambiado en lo absoluto, lo único que cambió fue la percepción que la gente tiene de ella.

Del mismo modo, la discrepancia de precios entre la obra de un artista reconocido puede ser abismal. Pongamos el ejemplo de una obra de arte autentica de un artista reconocido como Pablo Picasso. Una obra original del artista puede ser vendida en un rango de entre 100 mil dólares o los 180 millones de dólares pagados, el  por Les Femmes d'Alger, pero ¿De que depende esta discrepancia de precios tan amplia? el segundo punto, su "provenance" nos puede dar una idea al respecto.

Picasso Femmes d'Alger

Picasso femmes

2. Provenance del cuadro

Un aspecto importante al considerar los precios de una obra de arte es lo conocido en francés como "Provenance", que es simplemente la proveniencia de una pieza de arte. El propósito principal de establecer la proveniencia de un cuadro es el establecer un contexto sobre su producción, así como de la posesión y custodia de la pieza. En pocas palabras, para que una pieza alcanze estos valores es no solo importante que el artista tenga un nombre reconocido, sino la lista de personas que han tenido posesión de la obra. Si la obra ha formado parte de la colección de una familia reconocida, entonces el valor puede ser mas alto. La Pieza "Centro Blanco" de Mark Rothko, que fué vendida en el año 2007 a la familia real de Qatar por 72 millones de dólares era conocida entre los círculos de subastas como el "Rockefeller Rothko", ya que formaba parte de la colección de la familia antes de ser subastada.

"Rothko de Rockefeller" ' 1950

Rockefeller Rothko

3. Historia del cuadro

Considerada también como parte del Provenance de una pieza, La historia de un cuadro moderno puede influenciar fuertemente el precio. Esto lo podemos ver con algunas de las obras expropiadas a familias de origen Judío durante la ocupación Nazi. Pongamos por ejemplo el caso concreto de la portada de Adele Bloch Bauer, pintada por Gustav Klimt a principios del siglo XX, la cual fue quitada a su familia por el gobierno Nazi. Este cuadro fué propiedad del gobierno Austriaco durante muchos años hasta que una de las descendientes de la familia decidió iniciar un caso legal para apropiarse de regreso del cuadro. Después de la batalla legal, la cuál fué ganada por María Altmann, el cuadro fué subastado y vendido por 135 millones de dólares a Ronal Lauder, quien es presidente del Consejo Judio Mundial. Sin lugar a dudas, el precio del cuadro y el valor de la transacción fue influenciada por la carga histórica asociada a la pieza.

Gustav Klimt, Portada de Adele Bloch Bauer, 1907

Cuadro Adele de Gustav Klimt

Si bien estos son algunos ejemplos de cuadros modernos que han alcanzado cifras estratosféricas, el buen arte no necesita tener una cifra alta a su lado. Algo que podemos aprender del mundo de las subastas es que en la mayoría de las ocasiones, la compra de estas obras por cientos de millones de dólares tiene que ver más con un símbolo único de estatus que con una apreciación verdadera del arte.