Como establecer el precio de tus cuadros de arte

  • Posted on: 8 April 2017
  • By: admin

Tal vez el dilema más grande que muchos artistas tienen que enfrentar es la pregunta de ¿Qué precio les debo poner a mis cuadros? Esta es una decisión muy importante, ya que el arte que está sobrevalorado con un precio muy alto difícilmente se venderá, y de la misma forma, a sorpresa de muchos, también el arte con precio muy bajo. El arte con un precio muy bajo puede correr el riesgo de percibirse como una baratija, aún cuando sea una pieza de calidad. Para ponerle precio a tu obra, debes considerar tu personalidad, así como tu talento artístico. Pero tal vez lo más importante es ver a la pieza y considerar los materiales usados, el tamaño de la pieza, y el tiempo que te tomo crearla. Afortunadamente, estos dilemas serán menores conforme vayas ganando experiencia vendiendo tus cuadros, al tener un sistema de precios establecido para tus obras, te será más fácil ponerle precio a un cuadro en el futuro. Es por eso que hemos creado está guía para plantearte preguntas que te debes de hacer al ponerle precio a una obra.

¿Cuál es el motivo por el que deseas vender tu obra?

La respuesta es sencilla, pues ganar dinero, aunque sin lugar a dudas hay artistas que tiene necesidades económicas más fuertes que otros. Deseas vender tu obra simplemente para tener un ingreso adicional, o intentas que la venta de tu obra brinde los recursos económicos principales para subsistir. Tienes algunas deudas que tienes que cubrir y esperas que al vender tu obra, ésta pueda darte recursos para pagarlas? Todas estas preguntas debes de considerar al ponerle precio a tu obra, ya que una artista que busca tener un ingreso adicional con su obra puede ser un poco más flexible qué una artista qué busca que su obra sea su fuente principal de ingresos.

¿Cuánta experiencia tienes como artista?

En un trabajo típico, se gana más dinero conforme vas avanzando en tu carrera. En términos generales, muchos artistas siguen con este mismo esquema cuando lo tratan de vender su obra, aunque existen notables excepciones. Desde luego que el asunto principal aquí es que no tienes un jefe qué va a tomar la decisión de cuando subirte el sueldo, sino más bien tú tendrás que decidir cuándo es el momento adecuado de subir el precio de tu obra. No tengas miedo de subir el precio de tu obra, has invertido mucho tiempo en perfeccionar tu técnica y esto se debe también de ver reflejado en el valor de la obra. El punto más importante a considerar es que no te debes de sub-valuar como artista.

¿En qué punto de tu carrera como artista te encuentras?

Esta pregunta es tal vez un poco parecida a la anterior, pero hay algo importante que considerar aquí. Un artista que está empezando en su carrera, tiene como objetivo principal el que su nombre sea reconocido, para esto, el precio de su obra tiene que ser accesible. Recuerda qué un precio accesible no quiere decir qué vas a regalar tu obra. De la misma forma, si te encuentras en el final de tu carrera artística, podrás subir los precios de tu obra, ya que los coleccionistas no podrán comprar tu obra en el futuro.

¿Qué tipo de materiales se utilizan en tu obra?

La calidad del material que utilizas en tus cuadros es es muy importante al establecer un precio. Los materiales artísticos pueden ser muy caros y poco a poco pueden drenar nuestros bolsillos. Cuando estamos haciendo una obra, es muy fácil seguir el ímpetu y comprar muchos materiales que pensamos se van a ver magníficos a nuestra obra. Recomendamos que mantengas una lista de los materiales que utilizaste para ser tu obra, para que también puedas estimar el costo de los materiales de tu obra.

¿Cuánto tiempo te ha tomado hacer el cuadro?

El tiempo es el recurso más valioso para un artista. Por lo general, deseas tener una recompensa económica de acuerdo al tiempo que te ha llevado hacer una obra. Un cuadro que puedes realizar en 15 minutos puedes darlo en un precio más accesible que una obra qué te ha llevado dos semanas.

¿ Cuál es el tamaño de tu cuadro?

Por lo general, el precio de un cuadro depende también del tamaño de la obra, cuadros más grandes se venderán en precios más altos. Si bien esto explica la mayoría de los casos, hay cuadros pequeños cuyo detalle y trabajo puede ser mayor que el de una obra grande. Recuerda tomar esto en consideración cuando establezcas el precio de tu cuadro.

Estas son tan solo algunas recomendaciones de preguntas que te debe realizar. Recuerda que antes que nada tienes que ser consistente en los precios de tu trabajo y poco a poco el establecer un precio dejará de ser un problema y sera algo automático. Sí vendes tu trabajo directamente a coleccionistas, recuerda que muchas veces ellos intentarán bajar el precio de tu obra. Esto es algo normal en una negociación, y es algo que tendrás que tener en consideración al establecer el precio inicial de un cuadro. Tal vez sería una buena estrategia el establecer un precio un poco más alto que el esperado tomando en consideración que un coleccionista intentará bajar el precio del mismo.

El ponerle precio a tu obra es, sin lugar a dudas, una de las partes menos excitantes de crear arte, pero esperamos que este artículo te ayude a hacer del mismo un proceso sencillo que podrás automatizar en un futuro. Recuerda seguir tu instinto antes que nada y no hacer mucho caso de los consejos que otras personas te quieren dar. Seguramente tendrás muchas personas a tu alrededor con opiniones negativas acerca de la vida artística, pero no dejes que las opiniones negativas influyan en tu trabajo. Sin lugar a dudas es posible hacer de tu pasión una fuente de ingresos estable.