Cuadros abstractos, un arte accesible a cualquier persona

  • Posted on: 7 April 2017
  • By: admin

Al observar alguna obra abstracta famosa, alguna vez has pensado "Eso es algo que yo podría hacer". Si alguna vez te has preguntado cómo es que algo tan simple puede ser considerado una obra de arte, seguramente tienes la opinión que muchas otras personas piensan al respecto. El hacer una obra de arte abstracto es en realidad tan fácil como se piensa que es? o Hay un verdadero talento artístico detrás de estas obras?  

El mundo de la crítica de arte fué, y hasta cierto punto sigue siendo dominado por la esnoberia. El desarrollo del arte abstracto fue, en gran medida, una rebelión a los patrones establecidos. El arte es algo que es accesible a todas las personas, y en concreto soy de la opinión, de que cualquier persona puede realizar una buena obra de arte abstracto sin necesidad de entrenamiento o conocimiento previo de alguna técnica.

En un estudio realizado por psicólogos se demostró estatísticamente que gran parte de las personas no pueden diferenciar entre una obra de arte realizada por una persona adulta y la realizada por un niño, un gorila, un chimpancé, o un elefante. En este estudio 72 personas entre psicólogos y estudiantes de arte, fueron preguntados sí podrían determinar qué pintura fue hecha por un artista adulto. Las pinturas fueron agrupadas de acuerdo atributo similares como el color y el medio. Los psicólogos escogieron acertadamente 65.5 por ciento del tiempo, mientras que los estudiantes de arte 67.5 por ciento.

A mi parecer, 30% es un número alto. El hecho de que el 30% de las personas piense que no existe diferencia entre una pintura realizada por un gorila y un artista adulto nos dice dos cosas:

1. El valor en el mundo artístico es algo completamente guiado por una percepción, y no por los atributos de la obra. Sin lugar a duda, existen muchos casos de artistas que con obras muy sencillas han llegado cotizarse en millones de dólares. Esto no quiere decir que su arte sea malo, y como mencionamos en el primer párrafo, seguramente existen muchas personas que podrían hacer un cuadro similar, pero difícilmente estos cuadros se venderían en las cifras millonarias que se han pagado por algunas de estas obras. Recordemos que el valor de una obra no es sólo su valor estético, si no la proveniencia de la misma, y la historia tanto del artista como del entorno de una obra. Si vemos el ejemplo de una artista como Jackson Pollock, difícilmente el habría logrado la fama que logro de no haber estado rodeado por las personas adecuadas que eran influyentes en el entorno artístico del siglo XX. Él simplemente tuvo la idea adecuada en el momento adecuado en el lugar adecuado.

2. El intelecto es el enemigo principal del arte abstracto. Sin embargo, el intelecto es el que guía los círculos críticos de arte. He escuchado a numerosos artistas simplemente reírse al escuchar las opiniones de los críticos de arte. Lo cierto es que vivimos en una cultura del lenguaje, y de cierta forma nuestra mente siempre pide una explicación con respecto a un objeto. En el arte abstracto, las explicaciones salen de sobra.
 
Muchos artistas encuentran muy difícil el realizar una buena obra de arte abstracto. Incluso, he escuchado a muchos artistas tener la opinión de que los cuadros abstractos son los cuadros más difíciles de hacer. Esto es cierto ya la vez no lo es. Un artista encontrará difícil realizar una obra de arte abstracto si ha sido entrenado en un cierto estilo, guiado bajo ciertas reglas, respetando ciertos patrones, ciertos colores, ciertas formas. El arte abstracto nos pide dejar atrás todas las preconcepciones con respecto estilos y patrones. Es por eso que la crítica del arte abstracto es, de cierto modo, irrelevante. La mayoría de los cuadros abstractos son simplemente una expresión creativa del momento, de esta forma, no se pueden racionalizar y cualquier crítica es una proyección de las ideas de la persona, irrelevante al lienzo.

Tal vez muchas personas no compartan mi opinión, pero incluso la noción ampliamente aceptada de que un artista intenta transmitir un mensaje a través de un lienzo la considero errónea con respecto a gran parte del arte abstracto. Lo cierto es que mucho del arte abstracto no tiene que ver con la transmisión de mensajes, sino con una expresión creativa de un instante. Esta es la belleza de los cuadros abstractos, los cuales nos invitan a salirnos un poco de nuestra cabeza y conectarnos al flujo creativo del momento a través de la creación de una obra de arte sin ningún patrón establecido.